EL POETA DE LA BREVEDAD

sábado, 7 de julio de 2018

AQUÍ

Pequeña fronteriza recepción del mundo
del tibio crujir de las hojas de otoño
del simple huir hacia algún reposo

Puede haber has dicho una formula ligera
de edulcorar el sin sabor de mi boca
de encumbrarme a las estrellas
a su luz cegadora imposible, lejana
también al fin pequeña y fronteriza
como mi mano ensimismada
en tus cabellos nacientes sobrevolando el viento
enredados en los deseos gratuitos
de mis labios en tus besos
Y quien sabe si el espanto es fortuito
y mi paso no se asemeje
a siglos y mundos pequeños.
N.M.A.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario